Homenajes a la memoria de Javier Álvarez en 2023

Conversatorios, juntanzas y conciertos

El compositor Javier Álvarez (CDMX, 1956 – Mérida, Yucatán, 2023) murió dos semanas después de cumplir 67 años. Demasiado pronto para una vida dedicada por entero a prioridades y posibilidades como el aprendizaje de la composición, el clarinete, fotografía, cocina, baile, manejo de aparatos de audio analógicos y digitales, de consolas y computadoras y de dispositivo de grabación, los escarabajos, la melomanía. Una buena parte de estas actividades ocurrió durante su lucha contra el cáncer. Algunas de sus más próximas amistades acudieron a despedirse cuando ya era inminente su muerte y manifestaron su admiración por la lucidez mental sin mella. Quizá habría que decir que entre los oficios que siempre mantuvo y perfeccionó estuvieron la agudeza de su sentido del humor, su capacidad de establecer amistades cómplices, una sonrisa franca y convincente, la destreza para escuchar a las personas recientes o de vieja data de una manera atenta que dejó la sensación de haberles dedicado un tiempo especial y esencial.

En Mérida empeñó sus aptitudes como gestor y su inventiva para transformar a la Escuela Superior de Artes de Yucatán (ESAY) en la Universidad de las Artes de Yucatán (UNAY) de la que fue su rector. 

Javier Álvarez tuvo amigos muy cercanos para quienes llegó el punto de soportar la transición hacia el recuerdo y la anécdota, la cosa terminada y fija, sometida al deterioro del porvenir.

Poco después de su muerte comenzaron a sucederse los homenajes.

El (n)homenaje en el MUAC

Va primero el que ocurrió en el Espacio de Experimentación Sonora (EES) del Museo Universitario de Arte Contemporáneo (MUAC) de la Universidad Nacional Autónoma (UNAM) en el Centro Cultural Universitario (CCU) de la Ciudad Universitaria (CU) de la Ciudad de México (CDMX), entre el 20 y el 24 de septiembre de 2023 [1]El evento es tan reciente y ya empieza a hacer historia, o por lo menos versiones del evento. Según la página del MUAC referenciada abajo, ocurrió del 20 al 24 de septiembre y según del Festival CulturaUNAM, del 20 de septiembre al 1 de octubre. … Leer más . Un programa preparado por Tobías Álvarez, su hijo, que se llamó Península de pájaros y presentó las obras seleccionadas de manera continua, [2]Así lo presentó el texto del MUAC que yo atribuyo a Tobías Álvarez. Se puede consultar íntegro en https://muac.unam.mx/evento/javier-alvarez.-peninsula-de-pajaros

Overture (1995) confronta la transformación de dos fuentes sonoras diferentes: una banda de mariachi y los sonidos de un coche Volvo Coupé 1956. Mambo à la Braque (1990) propone un mosaico sonoro a partir del mambo Caballo negro de Dámaso Pérez Prado. Cactus geometries (2003) imagina las topologías sónicas posibles desprendidas de la composición de diferentes especies de cactus. Ales Canticum (2013), comisionada para este Espacio de Experimentación Sonora, concibe un campo metafórico que, en palabras de Álvarez, realza “el potencial sinestésico de la canción y el vuelo de diferentes criaturas voladoras, tanto reales como imaginadas”. Petenera (2006) es el resultado de una reinterpretación del son tradicional, “transformado como metáfora de eso que se es y no es”. Península de pájaros (2012) convierte grabaciones de campo de las múltiples y variadas especies de aves de la península yucateca. Mejor morir en la selva (2016) abunda en el concepto de todo aquello que vuela, no sólo por lo que toca a seres vivos sino también a innumerables objetos y partículas. Esta obra pone al centro el potencial expresivo y premonitorio que se genera entre lo real y lo imaginario; en palabras de Álvarez: “busca motivar en el oyente una percepción poética y una reflexión, dentro de la cual, como un emblema de su propio devenir, puede descubrir sonidos y seres que pueblan la materialidad de hoy en día.

La reinauguración del EES se había programado para ir del 7 de octubre de 2023 al 17 de marzo de 2024 con obras de la pionera compositora e ingeniera Laurie Spiegel. Es decir que, oficialmente, la selección de obras de J. Álvarez por T. Álvarez no fue la reinauguración del espacio, aunque lo fue. Y de qué modo. Algunas de las piezas se presentaron en estéreo y se aumentaba el número de canales hasta llegar a los veinticuatro disponibles en el EES tal como la había concebido Javier quien la trabajó en ese lugar años atrás, antes de su cierre que ocurrió, según versiones chismográficas no corroboradas y sujetas a contraversiones igualmente tentativas, debido a algún exceso de entusiasmo ante la posibilidad de meterle más watts y más decibeles con la consecuencia de que se quemaran algunas de las bocinas. Al parecer el programa de Álvarez contó con el aporte del compositor Roberto Morales quien ha desarrollado un eficaz sistema de bucleo para hacer reproducciones en sucesión.

No iba como homenaje pero así fue

Tambuco, Ensamble de percusiones de México y Ricardo Gallardo rindieron sus homenajes a Javier Álvarez. El primero debió ocurrir en cierta íntima privacidad de los amigos que fueron colegas y compinches. Gallardo fue a Mérida invitado como solista por la Orquesta Sinfónica de Yucatán (OSY) a mediados de mayo de 2023. Bajo la dirección de José Areán el programa tenía el concierto para vibráfono de Héctor Infanzón, compuesto para y dedicado a Gallardo. Fue la oportunidad de que Ricardo y Javier se hicieran su última visita. Como ninguno de los dos ha brillado por sus despliegues de patetismo emocional la despedida dejó sus huellas sin hacerse visible. Las fechas de estos días son muy importantes. Los conciertos con la OSY fueron el 12 y 14 de mayo de 2023. El 20 de mayo, un día antes de que Tambuco ofreciera su programa de conmemoración de los 80 años del Colegio Nacional en el Anfiteatro Simón Bolívar del Antiguo Colegio de San Ildefonso corrió la noticia de que el compositor y chelista venezolano Paul Desenne, amigo de Tambuco y de Gallardo había muerto súbitamente sin siquiera haber alcanzado la edad de Javier. Paul compuso, entre otras muchas obras, una para marimba y flauta destinada a Gallardo y Luis Julio Toro, nombre puntualmente relacionado con Javier aunque no como flautista sino como maraquero que colaboró en el nacimiento de Temazcal. Al día siguiente, 21 de mayo, se presentó Tambuco para el concierto de conmemoración del Colegio Nacional con obras compuestas por miembros pasados del Colegio – Carlos Chávez y Mario Lavista – y de la colegiala actual Gabriela Ortiz. Dos días después, el 23 de mayo, murió Javier Álvarez. Y el 28 de junio, Tambuco cumplió su cita acordada con meses de anticipación en Bogotá para hacer el estreno en Colombia de Metal de tréboles, obra de Javier comisionada por la Filarmónica de Jalisco compuesta para Tambuco y estrenada en Guadalajara en marzo de 2017 con Marco Parisotto como director. En Bogotá la tocaron con la Orquesta Sinfónica Nacional de Colombia bajo la dirección de Catherine Larsen-Maguire. El concierto estuvo dedicado a la memoria de Javier como lo enseñó la programación del Teatro y como lo presentó su director, Ramiro Osorio, a quien se recuerda en México como embajador de Colombia y sobresaliente director del Festival Cervantino durante casi una década. Sus palabras al ofrecer el concierto fueron reflejo de su contacto directo con Javier.

Turno para conversación y concierto. El Foro en la Chávez

El FIMNME versión XLV de 2023 rindió homenaje a Javier el 22 de octubre de 2023 en la sala Carlos Chávez del CCU. Para el concierto se anunció con harta anticipación la presencia de Tobías, Yael Bitrán, Mercedes Gómez, Iracema de Andrade, Ricardo Gallardo, Fernando Domínguez y el anfitrión, José Wolffer. Algunos nos apresuramos a conseguir entradas pensando que se podrían agotar puesto que el concierto sería en homenaje a Javier, que las personas que conversarían antes de la música son bien reconocidas y que el programa estaba estupendo con varias piezas ejecutadas por las personas a quienes Javier se las escribió. Ocurrió que unos días antes del concierto se anunció que se habían agotado las entradas. Entiendo que hubo periodistas culturales a quienes se les dijo que lamentablemente no quedaban entradas para ellos. Y luego, tal vez el día anterior o el mismo día del concierto, resultó que había suficientes entradas para la venta. Es más, hubo butacas vacías porque no se vendieron todas. Un enredo que pareció urdido por don Mario Moreno Reyes.

En el ambiente, desde antes de que subieran a la tarima las personas mencionadas, había una sensación de que era Javier quien convocaba al público. La música fue una muestra de sus piezas de cámara: arpa, piano, guitarras, maracas, clarinete, Steel pan, electrónica en soporte fijo. Al gusto de ver a Tobías mientras abordaba a la figura de su padre se sumaron las palabras de Gallardo quien dio cuenta de cómo los dos se conocieron en persona en Londres donde Javier trabajaba y enseñaba y Ricardo viajó a perfeccionarse en percusiones. Además de esa relación profesional, los juntaron muchos otros intereses compartidos como su melomanía que abarca territorios más allá de los profesionales. Yael leyó un fragmento del texto que publicó tiempo atrás en Heterofonía y en el que da cuenta de que la llegada de ella a la musicología cultural ocurrió gracias a la sugerencia y buenos oficios de Javier. Dijo, también, que la semana que pasó en Mérida en casa de Javier para trabajar en la clasificación de su catálogo de obras fue una gran experiencia. Y dijo otras muchas cosas más que merecen la lectura. [3]Sigan este enlace para ver el texto completo, apenas un poco más extenso de lo que leyó en la Sala Chávez. Es el último en ese número doble de Heterofonía. Está en la página 221. … Leer más Iracema recordó su encuentro como estudiante de Javier en Londres que le dejó una impactante impresión aun si para el maestro ella pasara desapercibida entre el grupo de estudiantes. Y su reencuentro cuando ya ambos se encontraban de nuevo en México. Fernando Domínguez, dedicatario de la obra para clarinete que tocó más adelante, recalcó la amistad que surgió a partir de la música. Cada instrumentista resaltó el gustoso placer de trabajar las obras desde su especialidad con el compositor que sabía escucharles y les preguntaba para resolver puntuales aspectos técnicos, desde luego, y más allá, para enterarse de la comprensión del universo sensible de cada quien.

Del Foro 30/31 al 45. Y de Morelia a Morelia

El Foro internacional de música nueva Manuel Enriquez (FIMNME) cumplió en 2023 su versión número 45 y se descentralizó, aunque fuera un poquito y con cierta timidez con eventos en Monterrey, pero lo hizo y ojalá haya sido una determinación que siga por ese camino. Sin que importe que quien estaba al frente del Foro, José Julio Díaz Infante, ahora esté al frente de Música en el CCU. Ya antes, con Javier, el Foro había tenido sedes en distintas ciudades.

Morelia acumula numerosos créditos porque es allí donde está el conservatorio de Las Rosas, el más antiguo de este continente, es la sede del Festival de música de Morelia Manuel Bernal Jiménez (FMMMB), se encuentra la sede del Centro mexicano para la música y las artes sonoras (CMMAS) y la UNAM tiene en la ciudad una de sus sedes para estudios de música en la Escuela Nacional de Estudios Superiores (ENES). Las Rosas, como se recordará, tuvo como director a Javier Álvarez a su regreso de Inglaterra y al FIMNME también lo dirigió durante dos años. Para el Foro número XXX de 2008, se le ocurrió a Javier una alianza estratégica que tenía, a mi entender, todas las perspectivas de ser ganadora, como lo explicó él a la prensa [4]https://www.jornada.com.mx/2008/06/01/index.php?section=cultura&article=a03n2cul y consistió en darle un aire fresco y renovador para atraer nuevo público y participantes jóvenes para que asumieran al Foro como un asunto de su interés en un intento por cerrar la brecha generacional. Ese año el Foro tuvo sede en la CDMX, como siempre, y también en Morelia. Atrajo a muchas personas vinculadas a Las Rosas y contó con la colaboración de su antiguo estudiante Rodrigo Sigal, fundador-director del CMMAS y maestro en la ENES, lo que aportaba al Foro gente involucrada con las tecnologías en la música así como acercaba el Foro a otra ciudad y otras instituciones. A mi hoy todavía me suena que esa idea de Javier para el Foro fue muy buena y que había que probarla para medir sus resultados como lo muestra alguna reacción de la prensa en su momento [5]https://www.jornada.com.mx/2009/06/13/opinion/a05a1cul aunque no faltó quien viera el plan con suspicacia. Para el año 2009 en el Foro XXXI, el segundo y último a cargo de Javier, las sedes fueron básicamente el Palacio de Bellas Artes en el corazón de la CDMX y un centro cultural en Coyoacán, mandado a construir por la centralísima autoridad de un presidente de la república. Todo retornó al centro del que al Festival le cuesta tanto trabajo desprenderse. Y sospecho que así fue por las sospechas que levantó la sospechosa presencia moreliana el año anterior.

Bueno, en fin, que en 2023 para el FMMMB en Morelia se rindió homenaje a Javier. Un día entero dedicado a presentar al público en la sede de la UNAM una ponencia – de Iracema de Andrade sobre la obra de Javier para violonchelo y electroacústica en soporte fijo que lleva por título Le repas du serpent & Retour à la raison – y conversaciones, así como un concierto en el CMMAS con la música de Javier [6]https://fb.watch/rw6KGBxDeb/ si mis cuentas no me fallan son unas siete horas de coloquio sin incluir el concierto en el CMMAS. La ponencia de la dra De Andrade comienza por un breve anecdotario sobre su relación personal con Javier y presenta enseguida un minucioso … Leer más casi idéntico al del EES. Quienes participaron en el coloquio aportaron anécdotas y observaciones muy valiosas. Para mi sensibilidad se destacaron las de su amiga, desde cuando eran estudiantes, Mercedes Gómez, revestidas de hondo conocimiento mutuo, entrañable amistad, interacción profesional y con humor que tal vez reveló más que enmascaró lo dura que ha sido para ella la muerte de Javier. Y la otra presentación conmovedora – insisto que para mi entender – fue la de la violinista Silvia Santa María a quien se le cortó la voz cuando mencionó sus propios problemas de salud de hace unos años mientras se refería al cáncer del que murió Javier. Sin intenciones lacrimógenas de parte de ella y con una evidente espontaneidad que llevó su intervención a un punto muy elevado – vuelvo a decir que para mi sensibilidad -, quizás el más alto del día y en medio de otras muchas cosas que ella refirió acerca de Javier. 

Entre el público se encontraba Tobías Álvarez quien observó, con distintas palabras, que habían quedado por fuera algunos otros aspectos de la labor de su padre. Y, sí. Me pongo del lado de Tobías y siento ganas de formular un reclamo emocionado. Me gustaría que pudiera decirse todo acerca de Javier, de su música, de su persona. Que un día alcanzara para no dejar nada por fuera. Y entiendo que no es posible. Lo lamento y no me queda sino admitir que ese es un aspecto de la muerte.

Más tarde, el mismo día, Tobías coordinó una mesa en la que brindaron su testimonio dos de las personas que fueron cercanas a Javier en Mérida en el surgimiento y conducción de la UNAY y hoy están al frente de los proyectos pedagógicos.

Conversan y tocan en el Templo

Apenas terminaba el homenaje en Morelia cuando varias de las personas participantes tomaron camino hacia la CDMX. La maestra Ana Lara fue la propulsora de la conversación y llegó con el aliento arrebatado directamente desde Morelia para darle comienzo al nuevo diálogo entre quienes habían pasado los últimos meses rememorando a Javier. [7]Para ver completo el homenaje en la Sala Ponce, desde la presentación hasta el final del conciertos puede seguir este enlace https://www.youtube.com/watch?v=qSwiBo2WFuw

Miembros del CMMAS como Sigal, Francisco Colasanto y Tonalli Nakamura se dirigieron a la sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes para instalar los dispositivos de audio. Vinieron, igualmente, Mercedes Gómez, Yael Bitrán, Ricardo Gallardo y Rodrigo Sigal para conversar acerca de Javier. Gómez y Gallardo luego ejecutaron obras de Javier y a ellos se sumaron piezas interpretadas por el Quinteto de alientos de la Ciudad de México, el pianista Diego Sánchez-Villa y el Cuarteto Latinoamericano. El acto cerró con la lectura que hizo Tobías de un mensaje de la familia de Javier con una sobriedad sin sobresaltos.

Desde el más acá

Una revisión rápida a la programación de música para el primer semestre de 2024 enseña que los homenajes a Javier continúan y que su música seguirá sonando. A las obras publicadas y catalogadas se irán sumando las que Javier no alcanzó a publicar. Tobías está al frente de terminar la catalogación de las obras de Javier para agregar algo así como un 30% más que no está en los catálogos actuales y para conseguir que se estrenen las obras pendientes. Así, a la idea de no cerrar la cuenta de Facebook de Javier [8]Si aun no lo han hecho pueden darle un vistazo y seguir la cuenta en https://es-la.facebook.com/people/Javier-Alvarez-Composer/100063335582861/ y que sigan llegando por allí algunas noticias de las actividades relacionadas con sus obras, con el tiempo se harán efectivos los estrenos póstumos que darán para continuar las conversaciones sobre Javier y su obra. Quizás, también, para que se hagan estudios a fondo. Tobías ha asumido una tarea que requiere sus mejores energías. Ahora que concluyó su licenciatura en composición en la FaM-UNAM seguirá practicando el complejo juego de malabares entre sus labores de compositor y las de editor y – así lo entiendo yo – curador del legado de Javier. No está solo porque, en primer término, cuenta con el apoyo de su madre y hermana, así como el de varios amigos dispuestos a que el Javier que conocieron se haga familiar para el público que ojalá sea cada vez más amplio y apreciativo de sus obras.

Referencias

Referencias
1 El evento es tan reciente y ya empieza a hacer historia, o por lo menos versiones del evento. Según la página del MUAC referenciada abajo, ocurrió del 20 al 24 de septiembre y según del Festival CulturaUNAM, del 20 de septiembre al 1 de octubre. https://festival.culturaunam.mx/programacion/evento/136 . Me parece que terminó el domingo 24 de septiembre.
2 Así lo presentó el texto del MUAC que yo atribuyo a Tobías Álvarez. Se puede consultar íntegro en https://muac.unam.mx/evento/javier-alvarez.-peninsula-de-pajaros
3 Sigan este enlace para ver el texto completo, apenas un poco más extenso de lo que leyó en la Sala Chávez. Es el último en ese número doble de Heterofonía. Está en la página 221. http://inbadigital.bellasartes.gob.mx:8080/jspui/bitstream/11271/2879/1/384Heterofonia148-149.pdf También se puede encontrar de manera autoreferencial en el obituario de Javier en Sonus Litterarum en https://sonuslitterarum.mx/javier-alvarez-1956-2023/ 
4 https://www.jornada.com.mx/2008/06/01/index.php?section=cultura&article=a03n2cul
5 https://www.jornada.com.mx/2009/06/13/opinion/a05a1cul
6 https://fb.watch/rw6KGBxDeb/ si mis cuentas no me fallan son unas siete horas de coloquio sin incluir el concierto en el CMMAS. La ponencia de la dra De Andrade comienza por un breve anecdotario sobre su relación personal con Javier y presenta enseguida un minucioso estudio sobre esa obra para chelo y electrónica, con observaciones que valen para el conjunto de obras mixtas de Javier, como lo confirman Gómez, Gallardo y Sigal.
7 Para ver completo el homenaje en la Sala Ponce, desde la presentación hasta el final del conciertos puede seguir este enlace https://www.youtube.com/watch?v=qSwiBo2WFuw
8 Si aun no lo han hecho pueden darle un vistazo y seguir la cuenta en https://es-la.facebook.com/people/Javier-Alvarez-Composer/100063335582861/

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sonus litterarum, la literatura del sonido, acerca los textos y contenidos sonoros y académicos al rededor  de le música, entendimiento y estudio.

Síguenos

¡Suscríbete!
Entérate de noticias y recibe notificaciones de publicaciones directo en tu buzón